18.9.06

EL CHOZAS TEAM EN LOS DOLOMITAS

Siempre tuve ganas de hacer los Dolomitas en bicicleta, viendo esos magníficos parajes por los que tantas veces he transitado en los Giros de Italia que he realizado como corredor profesional, aunque sin ver nada por el sufrimiento en las subidas y la rapidez de las bajadas. Esta vez había que saborear estos parajes deteniéndose en las cimas para contemplar el paisaje. Así pues, con una parte de mis mejores amigos y sus acompañantes que simpáticamente nos llamamos "El Chozas Team" nos propusimos realizar este viaje cicloturístico, cierto que los que han faltado se quedaron con las ganas por temas de trabajo ya que escogimos los primeros 10 días de septiembre para nuestra aventura. Los aguerridos ciclistas del grupo fuimos: Jacinto "el Cacaito" José "El farmacéutico", Juan Pedro "el maratoniano" Dani "el biker" y Eduardo "el Chozas"

Con una temperatura esplendida para esta época del año, 25º en cimas como la del Stelvio (2756 m.) nos ubicamos en Selva di Valgardena a 1560 m de altura en pleno corazón dolomítico con el Grupo Sella 3152 m. al frente y el Sassolungo 3179 m. a nuestra derecha, dos espectaculares cimas rocosas que junto con la Marmolada 3342 m. configuran el corazón de los Alpes Dolomitas.

Dividimos las jornadas en días de bicicleta y días de vistas turísticas a ciudades cercanas como Venecia o Innscbruck (Austria) que nos servían de recuperación entre comillas, empezamos con las jornadas de bicicleta llevando el coche de apoyo con avituallamiento y repuestos. La primera ruta consistió en dar la vuelta al grupo Sella en 100 km: Passo Gardena 2139 m. bajamos al valle opuesto hasta La Villa para subir el Passo Valparola 2192 m para situarnos al otro lado de las rocas del Grupo Sella en Arabba para subir el passo Pordoi 2239 m donde está el monumento a Fausto Coppi donde nos hicimos la foto de rigor y almorzamos con un avituallamiento como nunca, nada de barritas energéticas ni geles: una buena pizza y una cerveza o coca cola, después bajamos el Pordoi, solamente 6 km y enlazamos con los últimos 6 km del Passo Sella desde donde se contemplan unas vistas impresionantes, para bajar a Selva de Valgardena centro neurálgico de nuestro cuartel general en el Hotel Rodella.

Aprovechando en buen tiempo decidimos el asalto al Stelvio 2758 m. nunca lo había subido, solo lo conocía por fotos impresionantes de los últimos 7 km que son un constante zig-zag para salvar una pared rocosa de 700 metros, cuando llevas subiendo 17 km desde Prato y estás reventado aparecen, de repente, los últimos 7 km en una impresionante imagen que cuando lo has subido empiezas a saborear, te encuentras a centenares de ciclistas y moteros que suben y bajan ya que el día acompañaba, hacían 30º abajo a 1.000 m. y 25º en la Cima, algo increíble. Este día solo hicimos el Stelvio más 25 km por el llano de ida y vuelta: 100 km. más el traslado en coche desde nuestro alojamiento unos 240 km ida y vuelta.

Para descansar nos fuimos a Venecia a patearlo, primero en barco y después a pié por las callejuelas que configuran un laberinto zizageante para volver al punto de partida la Piazza Roma pasando el canal por el Ponte Rialto.

El siguiente día nos quedamos en Selva para tomar una Funivia que nos llevó a las pistas de esquí , ahora verdes praderas, donde disfrutamos de otro gran día de marcha a pié hasta el refugio asalto donde almorzamos y nos quedamos varias horas contemplando la grandeza de la naturaleza. Este día llegamos con algo de tiempo al hotel y cogimos la bici para soltar las piernas: subimos el Passo Gardena y lo bajamos.

Al día siguiente amaneció nublado por unas tormentas que cayeron durante la noche y decidimos no pasar frió en bicicleta, y nos fuimos a hacer una visita turística a Innsbruck que está tan solo a 100 km de nuestro alojamiento. Volvimos teniendo tiempo de darnos una vuelta en bicicleta de una hora para soltar piernas ya que el día había mejorado y estaba precioso.

La última etapa de bicicleta fue la que nos hacía completar nuestro circuito dolomítico, el Passo Fedaia o la famosa Marmolada, para que nos salieran muchos km hicimos 25 km en coche a travesando el Passo Sella saliendo desde Canazei para volver en bicicleta a este punto y retornar en coche, el circuito es de 100 km, bajamos durante 20 km hasta Moena y desde allí ascender el Passo San Pellegrino por la cara contraria a la etapa del Giro de este año 2006 donde gano Garate, que por cierto es muy duro por ese lado, después bajamos durante muchos km hasta los 800 m. y giramos a la izquierda por un valle precioso con un lago y todo para empezar a subir el Passo Fedaia 2.057 m. m´s conocido por La Marmolada que está a la izquierda subiendo por la parte dura del Fedaia, la que hicimos. Este puerto lo había subido varias veces en el Giro, la última vez me cogieron en la parte dura después de una larga escapada con el italiano Franco Vona, fue mi último año el 93 en el equipo Artiach, cuando sales de un tunel comienza un pinar y lo duro del Fedaia, hice una marca con el pulsómetro hasta la primara curva del final donde quedan 3 km y durante 4 km rectos prácticamente tiene un porcentaje medio del 11,8 % y los últimos 3 km del 10%.Comimos en la cima en el restaurante que hay y disfrutamos del descenso deteniéndonos en el lago que está en el falso llano antes de bajar en dirección a Canazei.

Este día nos despedimos hasta la próxima de una de las maravillas del Mundo a la que volveremos...

Eduardo Chozas

FOTOGRAFÍAS DEL VIAJE

No hay comentarios: