26.10.06

PARAFERNALIA

Un poco de parafernalia sí que hay, pero no todo es parafernalia.

Las ruedas de Carbono se llaman así porque incorporan este material (eso dice el fabricante). Sea carbono, o sea uranio, no por ello hay que perder la cabeza por ir a comprarlas. Lo importante es que su duración y calidad general sean una realidad.

¿Lo de las pulsaciones? Pues un poco de lo mismo. Si acostumbras a hacer ciclismo con cierta intensidad, es un chivato de tu estado de forma. Cuando no te has repuesto de una convalecencia, ves pulsaciones demasiado altas. Cuando estas pasado de kilómetros, lo mismo; ves tramos que antes hacías a la misma velocidad con mayor reserva cardiaca, y es útil saber en que momento de forma se encuentra uno. Cuando llevas las piernas muertas y no eres capaz de pasar de 150, pues a casita y uno o dos días con los pies en alto. Cuando tienes por delante toda una QH, miras el relojito para no pasarte de tantas o cuantas pulsaciones, aunque te sientas el rey del mambo en las primeras subidas, porque si te alegras en exceso acabarás llorando. Si haces rodillo en casa sin pulsómetro, es difícil saber cual es tu nivel real de esfuerzo porque la impresión subjetiva es de ir a tope en cuanto pasas de 145 y es difícil reproducir un plan de ejercicios que ayude a mantener la forma. El aparatito no es esencial, pero ayuda.

Lo peor es quien tiene un Polar RXJ 15460 16 válvulas tdi turbo, y no se preocupa de saber cual es su umbral, ni qué significa eso de 220 menos edad, ni nada, o se compra un neumático de 40 euros solo porque viene en un estuche de policarbonato expandido y una etiqueta que dice polímeros multicapa globulares de alta adherencia y lámina especial de carbono atomizado.
En mi caso, confieso que lo del pulsómetro, volcar los registros de cada salida al ordenador y hacerme curvas, gráficas e historias, tiene tanto de coleccionismo como de ayuda para salir en bici lo mejor preparado posible, porque ello significa sacar más placer de este deporte.

Si lleváramos la sobriedad a sus últimas consecuencias, las ventajas de una ruda tope de gama sobre la siguiente serían poco o nada significativas frente al coste, y el uso del pulsómetro poco significativo para el rendimiento deportivo, y 100 gramos de cuadro poco significativos frente a los 70 kilos del ciclista, y vigilar como se comporta nuestro corazón, poco importante frente a otros riesgos de la salud, y seguiríamos quitando "parafernalia" hasta montar en ropa de calle con bicis de frenos de varilla de los años 50, cubiertas recauchutadas y un desayuno a base de torreznos antes de salir, que eso de los cereales sería una pijada.

Saludos,
Gerardo

No hay comentarios: