28.11.06

Isaac Gálvez

Justo el sábado anterior al día maldito unas docenas de ciclistas celebrábamos la cena anual de nuestro club, la Unió Ciclista Vilanova, con la asistencia de Isaac, su reciente esposa y sus padres.

Isaac nos comentaba la distinta valoración que se tiene de los "pistards" en centro Europa donde los ciclistas se consideran en función de su categoría independientemente de si la demuestran en la carretera o en la pista. Y nos transmitía su ilusión por su próxima participación en diversas pruebas de "Seis días"...

Solo siete días más tarde, a la misma hora en que le entregábamos una placa en reconocimiento a su brillante trayectoria, orgullosos de tener a un campeón del mundo entre los nuestros, ocurría la tragedia. Nada menos que en el medio que mejor dominaba, en las condiciones perfectas de un velódromo, lejos de los grandes peligros de las carreteras. Isaac, un virtuoso del dominio de la bicicleta, no pudo esquivar su último obstáculo. Esta tarde a las cuatro lo enterramos.

Por segunda vez en poco tiempo, el nombre de nuestra ciudad se ve unido a la perdida irremisible de un esprinter (recordemos a Sanromá). Ante tanta desgracia para el mundo ciclista local, unidos en la mala leche y la sinrazón, solo nos queda manifestar que seguiremos rodando en bicicleta, que seguiremos compitiendo en los velódromos y que continuaremos disputando la carrera de la vida.

Isaac, descansa en paz.

Frederic Ràfols
Desde una desolada Vilanova i la Geltrú

No hay comentarios: