26.5.07

Horarios de las marchas: llamamiento a todos

Pues vivan los cicistas que les gusta tomarse su tiempo en hacer las marchas.

Es que yo no entiendo ni siquiera que entrenando haya ciclistas que dejen a otros mordiendo el polvo sin siquiera esperar.

Es que estoy un tanto irritado con el asunto, ya que yo he corrido 10 años desde cadetes hasta Élite, y nunca he perdido de entrenar por esperar a compañeros o ciclistas que me he encontrado por la carretera, aunque fuera más de media hora. Daba la vuelta y subía los puertos dos veces si hacía falta. Después íbamos todos juntos por el llano.

La recompensa en buen rollo y compañerismo es tan alta, que si todos los ciclistas lo pensasen, alguna vez les iba a apetecer salir a medias de 20 por hora, que también eso es ciclismo, y al final disfrutaría de la bici de muchas más formas.

Me gustan los piques en las marchas y me gusta competir, pero en las marchas debería ser obligado asumir todos los ritmos, por bajos que sean. Es más, puestos a quitar, sería más provechoso para la salud del cicloturismo, parar a los ciclistas que lleven medias excesivas de velocidad(aunque lo bueno es correr todos a diferentes ritmos, cualesquiera que sean).

Lucas Iglesias Sánchez

21.2.07

Freire, un ciclista único

Me pirra este ciclista. Es listo y valiente. Es un superdotado para la bici, un concentrado de fuerza que lee como nadie las llegadas.
Además, siguiendo el tópico, es mejor persona que ciclista, y sabe repartir con sus compañeros. Ayer le cedió la victoria a su compañero Van Heewswijk. Solo los más grandes campeones tienen gestos así. ¡Bravo!

12.1.07

Más bicis en Madrid

Puede ser un señuelo electoral (yo creo que lo es) pero sólo el hecho de que la bicicleta pueda usarse como cebo para votantes merece nuestra alegría.

Gallardón promueve 457 kilómetros de vías ciclistas a costa de quitar coches de las calles
. Somos muchos los que creemos que la bicicleta es una de las alternativas más lógicas y viables para mejorar la movilidad en la capital de España.
La bicicleta es limpia: no gasta combustible, no contamina, es silenciosa y fácil de mantener, guardar y aparcar.
La bicicleta es sana: su uso moderado mejora la condición cardiopulmonar y el tono muscular y, salvo por el riesgo de colisión con vehículos a motor, es razonablemente seguro.
La bicicleta enseña: es el primer vehículo de cualquier futuro conductor (no requiere permiso de conducir) y debe contribuir a calmar el acelerado tráfico de Madrid. Por supuesto, sin robar espacio a los peatones.

7.1.07